Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí
 
 
 
 
 

Chistes: 3006     
 
Bares
 

 
 
 
  Va un hombre al bar y pregunta al camarero:
- ¿tiene tabasco?
- Si, en la masquina.
 
 
Maray, 15-02-2012
 


 
 
 
  Un tío con cara de zumbao entra en un bar y pide un cubata. Se lo sirven y al cabo de un rato repite la operación y así sucesivamente hasta que en un momento en el que ya no podía con su cuerpo se pone a lanzar puñetazos al aire y a hacer el juego de piernas de Poli Díaz. El camarero en plan burlón le dice:
-¿Qué, entrenando?
-Sí, contesta el borracho.
-¿Pero boxeas?
-Un poco, contesta de nuevo el borracho.
-¿Y cuándo es el combate? Pregunta de nuevo en voz burlona el camarero.
-Cuando te enteres que no llevo dinero para pagarte.
 
 
Rafael, 25-01-2012
 


 
 
 
  Un criador de gallinas llega a un bar, se sienta al lado de una mujer y pide una copa de cava. La mujer comenta:

- ¿Qué tal? Yo también pedí una copa de cava.

- ¡Qué coincidencia!- Dice el criador.- Hoy es un día muy especial para mí, así es que lo estoy celebrando.

- ¡Para mí también es un día muy especial!- Dice la mujer-. Yo también estoy de celebración.

- ¡Qué coincidencia!- Dice el hombre.

Chocan las copas y de nuevo pregunta el criador:
- ¿Y qué es lo que está celebrando?

- Mi marido y yo llevamos tiempo intentando tener un hijo y hoy mi ginecólogo me dijo que estoy embarazada.

- ¡Qué coincidencia!- Dice el hombre.- Soy criador de gallinas y durante años mis gallinas no eran fértiles. Pero hoy ya están poniendo huevos fertilizados.

-¡Eso es estupendo- dice la mujer.- ¿Y qué hizo para que las gallinas quedaran fértiles?

- Usé un gallo diferente.- dice él.

La mujer sonríe, brinda y nuevamente dice:
- ¡Pero, qué coincidencia!
 
 
Rafael, 14-01-2012
 


 
 
 
  Un chico con sed entra en un bar y al entrar, escucha al camarero como le dice a un cliente:
- ¡el agua es para las ranas!
Y el cliente del agua contesta:
- ¡natural! a ser posible sin aprecio alguno.
En aquello que el chico que tenia sed le dice al camarero:
- Pues a mi me pone un agua con gas que mis ranas son pero que muy exigentes.
 
 
Joaquin, 13-12-2011
 


1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
publicidad


Regístrate en unos segundos y recibe un buen chiste cada día